AL AIRE..

Se fue un virtuoso, uno de los mejores guitarristas de las últimas décadas


Uno de los guitarrista virtuosos que influenció a una gran cantidad de músicos alrededor del mundo, un ícono del hard rock durante más de tres décadas, Eddie Van Halen falleció este martes 6 de octubre a los 65 años, luego de padecer en severo cáncer de garganta.

Así lo darían a conocer fuentes cercanas al músico, quienes confirmaron que su hijo Wolfgang –bajista en la última etapa de la banda- , su actual esposa Janie y su hermano, el baterista Alex, estuvieron a su lado en sus últimos momentos.

Edward Lodewijk Van Halen, conocido mayormente como Eddie Van Halen, nació en Amsterdan, Holanda, pero creció en Pasadena, California (EU), donde fundó la banda Van Halen junto a su hermano mayor Alex a finales de los 70.


Eddie fue un verdadero virtuoso debido a su innovación y velocidad con la guitarra, cuyos solos memorables ayudaron a mermar la popularidad de la música disco a finales de la década setentera, precisamente.

El solo que interpretó para el hit ochentero “Beat It” de Michael Jackson no le significó ganancia económica alguna y lo grabó como un favor al productor Quincy Jones. Según sus propias palabras, fueron “los 20 minutos de mi vida”.


1984 y Balance, son dos de sus discos más recordados y los que contienen temas memorables como “Jump”, “Panama”, “Can’t Stop Lovin’ You”, y “Not Enought”, sin dejar atrás clásicos como “Eruption”, “Hot For Teacher”, “Dreams” y “Righ Now”, entre muchos muchos más.


A los pocos minutos de la confirmación de su partida, en redes sociales muchos rockeros integrantes de bandas legendarias mostraron su pesar por la muerte del músico y guitarrista, destacando su legado, su talento y su amistad.

El rock está de luto.

Trent Reznor y Atticus Ross ganaron el Emmy por Watchmen

 


// Por: Oscar Adame

Warp Magazine

Los éxitos y galardones siguen acumulándose para los miembros de Nine Inch Nails dentro de su carrera como compositores de bandas sonoras para películas y series de televisión. El pasado domingo, Trent Reznor y Atticus Ross fueron condecorados en los Creative Arts Emmys en la categoría de Composición Musical Excepcional Para Una Serie Limitada gracias a su trabajo en Watchmen (2019). 

La victoria de los líderes del proyecto de rock-industrial se suma a sus distinciones en los Premios de la Academia por su trabajo en The Social Network (2010), y en los Grammy por la música de The Girl with the Dragon Tattoo (2013). De ahí que para ser parte del EGOT ahora solo les falta ser distinguidos con un Premio Tony.

Creado por Alan Moore y Dave Gibbons, Watchmen retrata un mundo distópico en donde los superhéroes emergen en 1940, cambiando el curso de la historia. La novela gráfica se desarrolla en 1985, en el centro del conflicto político entre Rusia y Estados Unidos. Trata sobre la investigación del asesinato de un ex-superhéroe y agente del gobierno llamado The Comedian. 



El dúo de Nine Inch Nails se ha convertido a lo largo de la presente década en uno de los equipos creativos más influyentes de las bandas sonoras. Su prolífica carrera como compositores inició cuando el director David Fincher los invitó a escribir la Banda Sonora de The Social Network (2010), misma que les llevó a ganar un Premio de la Academia. 

La banda ha sido considerada como el proyecto precursor del metal industrial. Nine Inch Nails fue fundado en 1988 por Trent Reznor en Cleveland, Ohio, Estados Unidos y a lo largo de sus 30 años de existencia, Reznor ha sido el único miembro oficial de la banda y único responsable de la dirección artística del proyecto hasta el 2016, cuando Atticus Ross se unió.



A lo largo de sus primeros años alcanzaron el éxito en el underground americano, pero con el lanzamiento de su disco debut Pretty Hate Machine (1989), Reznor se convirtió en una de las figuras más relevantes de la industria de la música. En su carrera han ganado dos Premios Grammy y vendido más de veinte millones de discos en el mundo.