Lila Downs, un recital con sabor a tradición

Con un recital memorable en la Sala de Conciertos Tlaqná de Xalapa, la oaxaqueña Lila Downs refrendó su categoría como una de las voces que le dan presencia y universalidad a la cultura mexicana a través de su música a nivel internacional.




Un concierto que fue de lo alegre a lo sublime, pues mientras había júbilo y cadencia entre el público con cada una de las canciones de Lila, también la intérprete se enteraba de la muerte de su coterráneo, el artista plástico Francisco Toledo.



Cerca de las 8:30 de la noche del pasado jueves 5 de septiembre, inició el concierto de gala en el que Lila Downs, luciendo en el escenario atuendos tradicionales, interpretó temas como La Martiniana y La Iguana. Seguido de clásicos del cancionero mexicano como  Urge, Cucurrucucú Paloma, La Llorona y Veracruz.

De su basta discografía, también interpretó temas como Zapata Se Queda, Vámonos y La Cumbia del Mole, entre otras. Asimismo, no podían faltar tracks de su más reciente producción discográfica “Al Chile” –producido por el músico alternativo Camilo Lara- como el cover de Clandestino (original de Manu Chao) y el éxito del momento Cariñito, una cumbia peruana original de Ángel Aníbal Rosado; así como Dear Someone –cuya versión original la interpreta junto a la norteamericana Norah Jones-.

Lila Downs estuvo acompañada de un ensamble integrado por músicos de la Dirección General de Difusión Cultural de la Universidad Veracruzana, bajo la batuta del maestro Rubén Flores.




El concierto, que concluyó a las 23:00 horas, fue a beneficio del programa de comederos universitarios, razón por  la que la oriunda de Tlaxiaco, Oaxaca, recibió un reconocimiento a tan noble labor por parte de autoridades de la Universidad Veracruzana y de cultura del estado de Veracruz.








No hay comentarios.:

Publicar un comentario