Adiós Dolores!

Por Divandino

Para muchos quienes en los 90’s  vivieron al máximo o con toda intensidad su juventud, no dejarán pasar desapercibido a una de las bandas que dibujó gran parte de los sonidos cotidianos de esa década.

La música alternativa –“indie” como suelen llamarle hoy en día- irrumpía a nivel global con muchas bandas que desafiaban los cánones sonoros dentro del pop y el rock en general. Además del grunge, que se convirtió en una bandera de la juventud contestataria de esos años, también aparecieron otras bandas, sobre todo del viejo continente, cuyo estilo peculiar les permitió fama y popularidad.

Una de esas bandas fue The Cranberries. Y uno de sus sellos característicos fue la voz inconfundible de su vocalista Dolores O’Riordan cuya tesitura podría marcar tonos tan altos y desgarradores y, al mismo tiempo, tan suaves y melosos.

 La Banda

La banda celta se formó en 1989 en Limerick, Irlanda, bajo el nombre de The Cranberry Saw Us, el cual fue cambiado un año más tarde al de The Cranberries, cuando se unió a la agrupación la propia O’Riordan.

Su álbum debut, Everybody Else Is Doing It, So Why Can’t We? de 1993,  significó un gran salto a la fama, sobre todo por su primer sencillo “Linger” que abordaba las vicisitudes y el desamor adolescente, convirtiéndose en hit internacional.

Un año después vendría su segundo álbum, No Need To Argue, que significó la consolidación de los irlandeses, con temas como “Zombie”, inspirado en el atentado del IRA (Ejercito Republicano Irlandés) que mató a dos niños, el cual vendió alrededor de 17 millones de copias en todo el mundo.

Fue en los 90 que The Cranberries, gracias a la voz de Dolores O`Riordan, que eran consideradas como las bandas que desplegaban en el escenario furia y dulzura, dos conceptos con los que la llamada Generación X se sentía identificada.

Luego de editar tres discos más –To The Faithful Departed, Bury The Hatchet y Wake Up And Smell The Coffee – y un recopilatorio -Stars-, la banda se aleja de los escenarios y sus integrantes inician sus carreras en solitario.

En particular, Dolores O’Riordan inicia sus colaboraciones con otros músicos a inicios del nuevo milenio, y es en 2007 que lanza su álbum solista Are You Listening?, mientras que el segundo lo edita en 2009 bajo el nombre de No Baggage.

Sin embargo, entre 2009 y 2010 la banda se reúne y realiza una extensa gira mundial cuyo fruto fue un álbum de estudio editado en 2012 llamado Roses. A pesar de los problemas legales entre la vocalista y el guitarrista de la banda y compositor de la mayoría de los éxitos de la misma (Noel Hogan), en 2016 realizan una  gira europea y un año después editan su último álbum Something Else, que incluye versiones acústicas de sus grandes éxitos y tres cortes nuevos, con su respectiva gira mundial que, de alguna manera, quedó inconclusa, tras la súbita muerte de O’Riordan.


El Dolor de Dolores
Según la BBC de Londres, Dolores O’Riordan padecía de un trastorno bipolar y de un silencioso pero punzante trauma debido al abuso sexual que sufrió durante su infancia, amén de haber atravesado por crisis de anorexia y abuso de alcohol. 

En una entrevista en 2013 con el periódico Sunday Independent, revela la prestigiada cadena británica de radio y tv, la vocalista confesó que había sido abusada de los 4 a los 8 años por un familiar cercano.

Lo grave es que culpó así misma por el grave incidente: “Eso es lo que pasa. Crees que es tu culpa. Enterré lo que pasó, es lo que haces al principio. Lo entierras porque estás avergonzada de ello”, declaró en 2014 durante una entrevista para un medio irlandés.

En la misma entrevista de la BBC, O’Riordan recordó que en 2011, durante el funeral de su padre, se reencontró con su abusador después de muchos años de no verlo, causándole gran dolor. Aunado a sus problemas por el abuso de bebidas alcohólicas, anorexia en algún momento, entre otros desórdenes mentales, en 2013 intentó suicidarse con una sobredosis de algún estupefaciente.

La cantante fue diagnosticada con un trastorno bipolar que le provocaban severas crisis de rabia. Prueba de ello, es que en 2014 fue arrestada por un hecho violento con una azafata durante un vuelo de Estados Unidos a Irlanda; dos años después pagó varios miles de dólares a una institución de caridad por haber golpeado a un policía, tras un ataque de furia.

Por otro lado, sus problemas de espalda fueron constantes en los últimos años, hecho que originó la cancelación de algunos conciertos apenas el año pasado, así como las ausencias de la banda durante etapas prolongadas.

Dolores O’Riordan estuvo casada 20 años con el ex representante de la otrora banda inglesa Duran Duran, Don Burton, con quien procreó tres hijos y de quien se divorció en 2014.

La mañana del lunes 15 de enero, en un escueto comunicado, la publicista de O’Riordan informaba que la cantautora había fallecido en un hotel de Londres, Inglaterra, a donde se había trasladado para realizar una serie de grabaciones. Las causas reales de su muerte aún se desconocen, aunque de último momento –gracias a una filtración de la policía de Londres a un medio local- se informó que posiblemente se suicidó con fentanilo.

No hay nada oficial aún sobre de las causas del deceso.

Dolores O’Riordan murió con tan solo 46 años de edad, con muchos años por delante de sueños y metas. Quizá sus problemas psicológicos y físicos, sus demonios internos, habrían mermado su salud. Lo cierto es que su voz quedará como un baluarte de esas grandes voces que le han dado personalidad al rock, que le han dado a la mujer presencia y liderazgo en el mundo de la música.

EL PALOMAZO
Por aquí les dejo un playlist con diez de los mejores temas de The Cranberries en la voz de Dolores O’Riordan


No hay comentarios.:

Publicar un comentario